Tierra del Fuego


Tierra del Fuego, así bautizó Hernando de Magallanes esta tierra en honor a las fogatas de los indígenas Selk’nam, isla ubicada al otro lado del Estrecho de Magallanes, frente a Punta Arenas. Súbete a una motorhome y mira atento las empinadas laderas, más arriba de las llanuras donde los guanacos y caballos salvajes corren libres, y verás a solitarios cóndores planeando sobre la Cordillera de Darwin. Conoce la historia de los antiguos habitantes y de los colonos que apostaron por trabajar en este extremo del planeta visitando Porvenir y su Museo Fernando Cordero Rusque, que contiene interesantes muestras de fauna fueguina, arqueología y antropología, y relatos de la historia de la explotación de oro en este rincón de Chile. Destaca su mundialmente reconocida muestra fotográfica de los Selk’nam.


Lago Fagnano y lago Deseado son buenos descansos para las caminatas que se realizan en estos lindes vírgenes y ofrecen impresionantes piezas para los amantes de la pesca con mosca. Los tours por estancias y antiguas instalaciones que aún existen en los alrededores te darán una idea de la vida en este extremo del planeta. Cruceros a Puerto Williams y Cabo de Hornos se internan en los canales y fiordos fueguinos, recorriendo espectaculares parajes, muchas veces navegando entre témpanos de hielo.


Puerto Williams, en la isla Navarino, es el poblado más austral del mundo. Visita el museo Padre Martin Gusinde que retrata la vida de los yámanas, pueblo originario de Tierra del Fuego. En Cabo de Hornos, un imperdible es realizar el circuito Dientes de Navarino, el trekking más austral del mundo.



Fuente: chile.travel

Tierra del Fuego
Tagged on: